El bullyng en la escuela, reflejo de nuestra sociedad

El otro día leí una noticia sobre un padre “modelo” que, según los comentarios, era un ejemplo a seguir, un paso en la dirección correcta en la lucha contra el maltrato en las escuelas. Los mensajes en respuesta a la noticia eran en su gran mayoría aplaudiendo su gesto y su actitud.

Este modélico padre obligó, como consecuencia al maltrato que su hijo produjo a un compañero de la escuela, a hacer 50 flexiones diarias con los puños, correr por las mañanas, y hacer trabajos. También a pedir perdón delante de la clase. Lo de los trabajos y pedir perdón, puede ser un paso, no digo que no. A pesar de saber que el único perdón valido es el que sale de uno mismo. Nadie en su sano juicio obligaría a un delincuente adulto a que pidiera perdón porque eso no tendría sentido ni valor. Si lo dijera el voluntariamente podría ser señal de algo, pero si lo obligan, a quien le sirve de algo? En cambio delante de una mala actitud de un niño se le pide que pida disculpas y para la victima, esas palabras son vacías porque no son sinceras. Y para el agresor es una forma mas de represión y control, no pide disculpas porque lo sienta, sino como simple acto de obediencia a otra persona mas poderosa que el. Sobre hacer flexiones con los puños, me parece un maltrato. Si, me lo parece. Creo que obligar a alguien a hacer 50 flexiones no servirá para nada absolutamente. Aunque para mi lo peor es el tema de la foto. Pienso, esto por quien lo ha hecho el padre? Por la victima, para reconfortarla? Por su hijo, para que aprenda una lección? O para el mismo, para demostrar al mundo lo buen padre que es, que delante de esta actitud de su hijo reacciona y toma medidas?

El bullying es la representación de un abuso de poderes, el fuerte maltrata a otro mas débil. Si es así, que pensará este chico al que han humillado públicamente, este chico la foto del cual ha dado la vuelta al mundo. Pensará lo mismo que pensaba antes. Que su padre es mas fuerte, mas poderoso, y puede doblegarle a su antojo. Y que el, siendo mas fuerte y poderoso que algunos de sus compañeros, puedes doblegarles también. Que la humillación publica es algo aceptable, que el maltrato también lo es. Que para ganar hay que estar arriba y si estas abajo estas perdido en manos de personas mas fuertes que tu.

No necesito imaginar que sintió la victima o las victimas de sus abusos.  Se que sintieron porque yo también lo sufrí en mi infancia. En cambio no puede imaginar que pasa por la cabeza de un chico que hace bullying a otros chicos, como ha llegado ahí. Como dejó de ser un niño inocente y puro para acabar manchándose las manos con lagrimas de otras niños. Pero realmente no hay nada que justifique la respuesta del padre. Se que no creo en el ojo por ojo, ni en pagar con la misma moneda. No se enseña a no pegar pegando, no se enseña a no gritar gritando y no se enseña a no maltratar maltratando. No puedo decir que no se puede tratar mal a alguien, exponerlo, humillarlo, hacerle sufrir para luego hacer yo lo mismo para demostrar lo mal que está esa actitud.

Veo la foto de la noticia y no se porque será que me inspira tanta pena. Tal vez porque veo a un chico poco mas que un niño encogido al lado de una persona muy grande. Tal vez es la postura del hombre, cuadrado, amenazante. Tal vez porque siento que alguien que quiere a su hijo, de verdad, no lo expone a los ojos del mundo para que lo humille, sea cual sea el “delito”.

Hace unos meses vi este corto de Carlos Cuarón que hace una reflexión sobre el bullying y la sociedad y de el se pueden sacar conclusiones muy importantes. Demasiado a menudo el maltratado acaba convirtiéndose en maltratador. Tan a menudo que deberíamos pararnos a pensar que esta mal y como hemos llegado hasta aquí. El maltrato no siempre deja moratones o marcas visibles. Hay una tortura, gota a gota, insulto a insulto, humillación a humillación que resta toda energía y esperanza, que te hace creer que eres merecedor de tales ataques. No solo se maltrata a una persona pegando-le. Se la maltrata a menudo con palabras, con miradas, con gestos. Menospreciando, devaluando. No se si hay una cura a esta enfermedad de la sociedad. Imagino que no porque el mundo seria totalmente distinto si no hubiera mal. Dejaría de ser el mundo para ser lo que algunos llamarían paraíso, demasiado perfecto para que sea habitado por personas tan imperfectas como lo somos los humanos. Pero si se algo. Y es que en nuestras manos está romper esta cadena y dejar de mirar por encima del hombro. Miremos de igual a igual, a todo el mundo, cobre lo que cobre, vista como vista, sea de donde sea, hable como hable, piense lo que piense. Es la única manera de cambiar las cosas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s