A que me dedico? Soy mamá…

Llevo varios días desconectada del cibermundo, entre que nos hemos ido de puente al campo a vivir aventuras y que aquí la cobertura es casi inexistente, nos hemos tomado un merecido y necesario descanso del ciberespacio. A pesar de eso y sin haber encendido la televisión, me he enterado que hoy es el día de la madre, mi día, el día de mi madre y el día de todas las mujeres que un día, ensancharon su corazón para que cupiera todo ese amor que descubrimos cuando tenemos hijos.
A menudo oímos que la gente se queja de que sus trabajos son muy duros. Algunos se quejan de que su sueldo es misero; otros de que trabajan muchas horas al día; otros que no es el trabajo con el que soñaban; otros de que su jefe es muy exigente; otros que trabajan los días de fiesta; otros que tienen pocas vacaciones… La lista es inacabable. Todos hemos pasado por algún trabajo en el que sentíamos eso. Días en los que cuentas las horas y los minutos para irte, escapar de tu sitio de trabajo en el que sientes que no te valoran.

Yo tengo suerte, debo decirlo, tengo el trabajo de mis sueños, desde que tenia 12 años soñé con este trabajo. Es un trabajo duro, muy duro. Trabajo 18 horas al día los días normales, los días con trabajo extra (entiéndase resfriado, otitis, dolor de tripa) trabajo mas. Trabajo de lunes a domingo los 365 días del año. Si lo necesito puedo pedirme algún día personal, mis jefes son exigentes pero comprensivos. Libro algunas horas a la semana si tengo suerte, aunque normalmente coinciden con la hora de dormir, así que mas que librar saco horas de dormir para tener tiempo libre. No tengo un jefe, tengo 3! Y si, son exigentes, la paciencia no es su fuerte y pueden ser realmente tozudos la mayoría del tiempo. Pero son buenos jefes, son comprensivos, respetuosos y cuando ven que no puedo mas dejan de exigir y me cuidan. Son los mejores jefes que he tenido. Mi sueldo no es misero, es abundante. Me pagan con besos y abrazos que me saben mucho mejor que los miseros sueldos que he tenido a lo largo de mi vida laboral. Por desgracia no me sirven para subsistir ni para aportar a la economía familiar, en Endesa me dijeron que solo aceptan Euros como forma de pago, lastima, ellos se lo pierden. Mis vacaciones son las vacaciones de mis hijos, trasladamos la sede central de la empresa pero esta sigue trabajando a todo motor.

Algunos piensan que este trabajo no vale la pena, que es muy duro. Otros me dicen que mi trabajo (con 3 jefes!) es de valientes o de locos. La mayoría en cambio y por desgracia, piensan que esto no es trabajar. Que dedicar tu vida a cubrir las necesidades de tus hijos , a alimentarlos, cuidarlos, arroparles, contarles cuentos, jugar con ellos, llevarles al parque, escuchar sus penas y alegrías, regalarles abrazos y besos, no es trabajar. Que cuando te quedas en casa con tus hijos dejas de ser un miembro útil de la sociedad para ser un (como algunos nos llaman) parásitos sociales.

Pero hoy no me voy a centrar en ellos, porque hoy es mi día. No solo hoy. Hoy, mañana, pasado, y todos los días hasta el día de mi muerte, o incluso mas allá, serán mi día, el día de la madre, el día de los hijos, el día en que algunas personas decidimos ceder, dejar pasar lo que la sociedad considera útil y positivo. Nos agachamos y recibimos de nuestros hijos el mejor regalo que nadie nos puede dar. Ese “te quiero”, libre de engaño, de falsedad, puro como el agua. Esas manos que te consuelan cuando ya no puedes mas, cuando tienes un mal día y te gustaría mandar a “tus jefes” a freír espárragos y en vez de llamarte histérica o despedirte, vienen y con sus manitas te acarician y te preguntan “mamá, porque lloras?”. Y no pasa nada si no puedes responderles, ellos lo entienden, y solo te abrazan. Que abrazos mas sanadores hay que los de nuestros hijos? cuales curan tan rápido? Que besos sino los suyos calman mejor cualquier dolor, sobre todo si lo que nos duele es el alma?

Felicidades a todas las madres, por tener la suerte de tener a sus hijos. A todos los hijos, por tener la suerte de tener a sus madres. Felicidades hoy, mañana, siempre. Porque solo cuando eres madre descubres cuan poderosa es esta unión, cuan inquebrantable es el amor que nos une. Una de las personas mas inspiradoras que he conocido en mi vida me enseño que un abrazo no es solo un abrazo. Que un abrazo habla, expresa, cura, transmite, sacia, calma… Que mejor regalo podéis ofrecer que un abrazo, de esos de verdad (nada de palmadas en la espalda). Un abrazo fuerte, duradero. Así que hoy, mañana, cada día, regalad a vuestra madre y a vuestros hijos, abrazos.

Feliz día, feliz semana, feliz año, en definitiva, feliz vida.

Anuncios

2 thoughts on “A que me dedico? Soy mamá…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s