El otro dia juzgué a una abuela

Yo me he trabajado mucho el juzgar al resto  de personas, es algo que hago poco. Pero mentiria si dijera que nunca lo hago, soy humana. A veces juzgo, ya sea en el parque, en el médico, mom-316927_1280por la calle… Intento ser consciente cuando lo hago, y el porque, para saber evitarlo. Y es que juzgar hace que me sienta culpable, se que está mal, una vocecíta dentro de mi me lo dice. Tiempo atrás ya hablé del ego en el mundo maternal.

Recuerdo que hace unas semanas iba por Tarragona y delante mio iba una mujer con su nieto o nieta en un cochecito, llorando. Fui detrás suyo unos 20 o 30 metros, pensando “PORQUE NO LO COGE!!” y si, realmente la juzgue, en ese momento vete tu a saber porque me sentí mejor que ella. No nos engañemos, cuando juzgamos, nos sentimos mejores que aquellos a los que juzgamos. Recuerdo que paró y abrió una puerta, la de su casa, imagino. Con el cochecito, estas puertas que pesan una tonelada, le costaba, y me apresuré a sujetarle la puerta.

En ese momento vi de verdad su cara. Vi que estaba sufriendo, que tenia prisa. Que no le gustaba ver llorar a su nieto o nieta. Me dió las gracias con una sonrisa cariñosa pero apresurada, me comentó que necesitaba subir a casa para coger al bebé, que estaba llorando porque tenia hambre.

Me sentí fatal. Esa pobre abuela, que regala su tiempo a su nieto todos los días (seguramente) mientras sus padres trabajan. Esa abuela que iba con prisa para calmar el llanto de su nieto. Esa abuela que seguro adora a su nieto o nieta. Que si, que muchas pensamos que podia cogerlo por la calle, pero que se yo sus motivos para no hacerlo. Igual tenia miedo de que se le cayera, igual no podia con el bebé y el cochecito, igual… Yo que se.

Imagino que la hubiera adelantado antes de que ella llegara a su puerta y me hubiera perdido ese momento. Yo me habría ido pensando esa terrible frase, “pobre bebé”, que pasa parte del dia con una abuela que le oye llorar sin mas. Nunca, nunca hay un sin mas. Cuando la situación nos parece simple, es porque nos faltan trozos de la historia.

La cuestión es que cuando juzgamos a las personas, lo hacemos en la mayoría de casos sin conocer sus motivos, sus inquietudes, las peculiaridades que la hacen ser esa familia y no otra.  Lo hacemos pensando que en su situación nosotras actuaríamos de forma distinta. Pero que sabemos de su situación como para saber que haríamos? Nos hemos puesto sus zapatos? Hemos vivido su vida? Conocemos sus sombras, su mochila?

Yo estoy segura de que me acordaré de esa abuela muchos años, y que cada vez que juzgue a alguien recordaré su cara de sufrimiento, y lo rápidamente que fui capaz de sacar mis propias conclusiones a una situación donde yo solo era una observadora ocasional.


Si te ha gustado esta entrada:

  1.  ¡Suscribe-te a mi blog! (arriba a la derecha)
  2. Sigueme en FACEBOOK!
  3. Deja un comentario.
  4. Comparte con tus amigos, familia, tribu, pareja o con quien quieras!
  5. Gracias por leerme 🙂
Anuncios

One thought on “El otro dia juzgué a una abuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s