Mochilas de montaña, ¿si o no?

c1Una duda muy habitual que tienen las familias, es que portabebé usar cuando vamos a la montaña. Hay la creencia de que es imprescindible ir con una mochila especifica de montaña, como si fueran comodísimas para el porteador o para el niño, o como si llevaran gps y airbag incorporado.

Porque las mochilas de montaña no son recomendables?

Para el niño, y siempre dando por sentado que el bebé se mantiene sentado solo (eso es imprescindible, diga lo que diga el fabricante), no es la mejor opción porque el asiento es eso, literalmente suele ser un asiento. El peque se sienta sobre una superficie plana, como si fuera una silla. Y esta rodeado por mochila para que no caiga, pero esa mochila no le recoge, ni arropa, solo evita que caiga de la misma. Así, mientras el niño está despierto, es el el que tiene control de su cuerpo, y se mantiene erguido, pero cuando se duerme, su cuerpo no sujeto por la mochila, empieza a sacudirse en cada paso que damos.  Además la cabeza está caída hacia delante o a los lados, sin tener en la mayoría de casos ninguna superficie donde apoyarla. Aparte de la posición, el peque va muy alto, por lo que se come las ramas altas que los adultos olvidamos apartar. Que si, que seguro que apartaríamos muchas, pero seguramente nos despistaremos y algun ramazo se llevará. Son colgonas? La mayoría no, el bebé o niño no va colgando, va sentado. Pero hay algunos modelos en los que el bebé va claramente colgado, dependerá de la forma del asiento y su profundidad y también claro está de la edad, como mas mayor, mas fácil que el asiento sea estrecho. Lo que se puede observar al buscar fotos de las mismas, es que hay muchas diferencias de un modelo a otro, en algunos el bebé queda muy apartado del cuerpo del porteador, en otras hay una superfície justo delante del bebé donde este se apoya…

Para el porteador son una mala opción, para empezar porque sumado al peso del niño hay que sumar el de la mochila, que como mínimo son 4 kilos. Además, recordemos esa norma que seguro que os han explicado en los cursos de seguridad laboral. Cuando llevamos un peso, este se debe llevar pegado a nuestro cuerpo, nunca separado de nosotros ni mucho menos elevado. Como mas alejado está un peso de nuestro cuerpo, mas variamos nuestro punto de equilibrio, y mas posibilidades tenemos de sufrir un accidente. Si a esto sumamos la superficie irregular del campo, peor lo tenemos. En este tipo de mochilas hay mucho espacio entre el niño y el porteador, este no va pegado.

peso

A este post claramente le faltan imágenes, pero los fabricantes ponen solo fotografías sin bebé, por lo que no se puede mostrar su posición, y las fotos que hay en la red con bebés, son particulares, que evidentemente no voy a poner aquí. Os animo a hacer una búsqueda en Google, poniendo “mochila portabebé montaña”, donde veréis fotos donde claramente se ve lo que estoy diciendo.

Y como vamos al monte?

Pues sin tanta complicación. Elegiremos un portabebé simétrico, que reparta el peso en los dos hombros, y portearemos a la espalda preferiblemente. Podemos portear delante siempre que la altura de nuestro peque no nos obstaculice la visión, y vayamos cómodos. El portabebé que elijamos dependerá de nuestros gustos, aunque lo mas habitual por su rapidez es la mochila y el mei tai. Es importante llevar mudas para cambiarnos cuando sudemos. Os enlazo una entrada del blog de Red Canguro, “Dos pasiones unidas por un portabebés”, donde podréis leer las recomendaciones y opiniones de una mamá apasionada del campo. Feliz porteo!

iaio


Si te ha gustado esta entrada:

  1.  ¡Suscribe-te a mi blog! (arriba a la derecha)
  2. Sigueme en FACEBOOK!
  3. Deja un comentario.
  4. Comparte con tus amigos, familia, tribu, pareja o con quien quieras!
  5. Gracias por leerme :-)
Anuncios

One thought on “Mochilas de montaña, ¿si o no?

  1. Nosotros probamos un par de modelos en Decathlon cuando la peque tenía alrededor de un año. Tengo que reconocer que en el momento nos parecieron muy cómodas y extremedamente ligeras. No recuerdo cuánto pesaban, la verdad, pero no habría dicho que más de 4 kilos, jajaja. Pero puede ser; igual sólo es que nos parecieron ligeras para lo aparatosas que son, jejeje.

    En cualquier caso, lo cierto es que, acostumbrados como estamos a las mochilas de porteo ergonómico, aquello nos pareció cualquier cosa. La niña iba colgando de la entrepierna completamente, y daba la sensación de que se fuera a colar en cualquier momento por algún hueco. Además, la silla queda tan echada hacia atrás y tan lejos de tu espalda, que sin querer tiendes a doblarte hacia adelante, postura que no me parece especialmente recomendable para caminatas largas.

    Como a ti, la idea de una porteadora ergonómica a la espalda nos parece la mejor solución ahora mismo. No sé si habrá algún modelo que se acerque más a esta filosofía entre las diseñadas específicamente para montaña… Si no, hay un nicho de mercado ahí, ¿eh?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s