No hagas eso, te vas a hacer daño

Es algo que muchos padres oímos cada día,  y son muchas también las veces que lo repetimos, ya sea de forma consciente o inconsciente.  Yo antes lo decía mucho.
“Vigila al saltar que te vas a hacer daño.”
“No subas tan alto,  te puedes caer”
“No te subas ahí,  eso es de más mayores”

Vayamos a donde vayamos nuestros hijos tienen la necesidad imperiosa de moverse,  de saltar, hacer piruetas, girar…

Ayer estuvimos mucho rato en un parque con lo niños.  Al principio solos,  los niños divirtiéndose,  yo tranquila. Vino una familia con una niña de unos 4 o 5 años.  Y todo era  “No hagas eso.” “No subas ahí.”  “No!”  “Vigila,  que si te golpea te hará daño.”  “Bájate de ahí,  que es inseguro.”  “Que miedo me da…”
Bueno,  la verdad es que hasta yo me puse en alerta,  a ver que pasaba, a ver que ocurría.  Hasta mis hijos dejaron de jugar tranquilos y estaban atentos al peligro,  y mi hija mayor se apartó del juego.

Los niños son niños,  juegan,  caen,  lloran,  se levantan, juegan…  Como un círculo que empieza una y otra vez.

Y si,  en los parques hay peligros.  En la vida hay peligros.  Pero creo que los banderines de peligro solo son útiles si se usan de forma controlada.  Si yo me paso el día diciendo peligro,  esa palabra dejará de tener significado de urgencia,  y el día que pase algo serio,  no funcionará.

Además, cuando nos pasamos el dia en alerta, ellos dejan de creer en si mismo, pierden de person-843719_1280vista sus limitaciones, limitan sus movimientos por miedo. O todo lo contrario, dejan de tener limites porque esperan que alguien se los ponga, perdiendo la noción del peligro que llevamos innata, y que nos es tan necesaria para la supervivencia.

Mi cambio llegó con mi tribu, al ver otras formas de comunicarse. Yo antes decía
tooooodas estas cosas, simplemente diria yo que por costumbre, por imitación.

Evidentemente habrá cosas que ahora no permitiré, no les dejaré hacer piruetas cerca de un acantilado. Pero hay cosas que a los padres nos asustan y conllevan poco riesgo, y deberían ser ellos los que valoraran el riesgo, y decidieran como actuar en consecuencia.

Lo que yo intento hacer:es no dar ordenes, “No hagas eso”, “No subas ahí”. Si realmente algo me da miedo digo ” A mi esto no me parece seguro” y si lo creo conveniente si pido que dejen de hacerlo. Pero es algo que pasa muy pocas veces, la verdad.

Y al final lo importante es estar con ellos sin ser una limitación, dejarles ser, dejarles sentir. Para que puedan crear unas bases solidas de su autoestima, que sepan que confiamos en ellos, en sus capacidades…

Los juegos infantiles no son tales juegos, sino sus más serias actividades.

Michel de Montaigne


Si te ha gustado esta entrada:

  1.  ¡Suscribe-te a mi blog! (arriba a la derecha)
  2. Sigueme en FACEBOOK!
  3. Deja un comentario.
  4. Comparte con tus amigos, familia, tribu, pareja o con quien quieras!
  5. Gracias por leerme :-)
Anuncios

One thought on “No hagas eso, te vas a hacer daño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s