Mochilas: ¿son tan fáciles como todo el mundo cree?

Cuando llegamos al mundo del porteo, solemos decidir que portabebé queremos en función de muchos factores. Gusto, rapidez, frescura, longevidad… Y uno de esos factores es la simplicidad de uso. Es posible que busquemos un portabebé fácil y rápido de poner y quitar. Lo que mejor describe esas cualidades es la mochila ergonómica. Ahora bien, lo cierto es que la mayoría de mochilas que se ven están mal puestas. El bebé bajo o alto, los tirantes flojos, bebé separado del porteador, tira que une los tirantes muy abierta, porteador inclinado para compensar el peso… Un sin fin de posibilidades.

¿Y por qué pasa si es tan simple? Mucha gente dice no querer fular porque es complicado de usar. Pero la realidad es que estadísticamente hablando, usamos mejor los fulares que las mochilas. No es habitual ver fulares, pero cuando los vemos suelen estar de regular a bien, mientras que las mochilas suelen estar de regular a mal directamente.

Imaginemos que vamos a la autoescuela y DSC01489.jpgnos ofrecen distintas opciones de transporte. Tienen una oferta muy buena del carnet de autobús, aunque a vosotros eso os parece un poco complicado, y para que, si sois 4! Preguntáis por algo mas simple y os ofrecen el de coche. Sería lógico pensar que no necesitamos aprender a conducir correctamente por el simple hecho de que no es tan complicado como un autobús? Os imagináis que os dieran el carné sin exámenes ni cursos, solo porque no tiene tantas marchas como otros vehículos?

Pues es lo que está pasando con las mochilas. Las usamos bastante mal, nos parecieron tan simples que dimos por sentado que eran poner y quitar, sin pararnos a mirar los distintos ajustes que llevan, el manual, ni información por internet.

Os animo a sacaros el carnet de la mochila, a observar si vais realmente cómodos, a toquetear los ajustes, a observaros en los escaparates para ver si os inclináis. Hay un mundo de distancia entre una mochila bien puesta, que reparta correctamente el peso, a una mochila mal puesta, que se nos clava en algunos puntos, que está floja…

Os dejo un post de hace un tiempo donde os explico como ajustar una mochila correctamente para facilitaros esta labor, aunque recordad que lo mas importante es probar, probar y probar, toquetear los ajustes e ir descartando hasta encontrar el mejor ajuste para vosotros.

Feliz porteo!


Si te ha gustado esta entrada:

  1.  ¡Suscribe-te a mi blog! (arriba a la derecha)
  2. Sigueme en FACEBOOK!
  3. Deja un comentario.
  4. Comparte con tus amigos, familia, tribu, pareja o con quien quieras!
  5. Gracias por leerme :-)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s