Te quiero

Te quiero.

Te quise cuando naciste, aunque no supiera muy bien como quererte.

Te quiero porque eres mi hija. Te quiero porque tienes paciencia. Te quiero porque eres empática, porque eres respetuosa, porque eres dulce, porque eres cariñosa.

Te quiero por perdonarme, te quiero por tu ausencia de rencor. Te quiero por cada una de tus pecas.

Te quiero por tus luces, por tus sonrisas, te quiero por el amor que nos das, te quiero por los buenos ratos, por la peli de los sábados. Te quiero por tus canciones, te quiero por tu musica, te quiero por tus sueños.

Te quiero por como miras a tus hermanos, por como me sonríes con esa mirada de complicidad que me regalas mientras les observamos juntas, como si solo tu y yo conociéramos el secreto. Te quiero por todas las veces que me entiendes, que me escuchas. Te quiero por todas las veces que cedes para que otro se beneficie, por tu generosidad. Te quiero cuando veo que te abres al mundo, que superas tus miedos, que creces. Te quiero por cada pensamiento positivo que nace de ti, por cada ilusión compatida.

Te quiero por tus dibujos, por tu arte.

Te quiero por tu abrazo por la calle, por tu mano aferrada a mi bolso. Por tu mochila llena de sueños, esa que llevas ahí a donde vas.

También,

te quiero por tus penas.

Te quiero por tus enfados, te quiero por tus rabietas, te quiero por tus portazos.

Te quiero por tus miedos, por tus limitaciones, por las que te impone el mundo y por las que te impones tu. Te quiero cuando tus prioridades no encajan con las mías, cuando no puedo ceder y te enfadas. Te quiero también enfadada.

Te quiero cuando luchas por hacerte un sitio y lo haces a trompazos. Te quiero.

Te quiero por todas esas veces que no nos entendemos, te quiero por todas esas veces en las que discutimos, en las que nos gritamos. Te quiero y te respeto porque se que todas esas veces son también las que marcaran tu sinceridad conmigo, tu respeto a ti misma, tu poder de decisión. Todas esas veces seran una guia para poder luchar por tus sueños. Porque enfadarse es humano, porque dar portazos es humano. Porque nos enfadamos, porque sentimos injusticias, porque nos sentimos impotentes, porque sentimos que las cosas no estan en nuestras manos. Y eso nos enfada.

Así que si. Por todo ello TAMBIÉN te quiero. Y te seguiré queriendo.

A veces cuando pienso en la adolescencia y pienso en todo el tiempo que viene por delante, siento miedo, se me hace una montaña. Y pienso que no se que voy a hacer, no se como voy a afrontar esto. Si tu y yo antes apenas discutíamos y ahora lo hacemos. Pero luego pienso que las personas discuten, las personas que se quieren discuten. Y la adolescencia, tu adolescencia no será mas que una fase muy importante de tu vida, también de mi vida, en la que aprenderemos la una de la otra. Nos uniremos, nos distanciaremos, todo a la vez. Porque así son las relaciones. Porque querer a alguien no significa sonreírle siempre, porque querer a alguien no significa estar contento siempre. Así que si, definitivamente, te seguiré queriendo aunque no me hables, aunque no me mires, aunque no me escuches. Aunque preferiria que fuera distinto, que me hablaras cuando tuvieras algo que contarme, que me escucharas cuando necesites consejo. Y que me mires. Para que veas que estoy ahí, cerca, para ti.

Se que, de no hacerlo no será algo contra mi, se que es una fase normal y sana y correcta. Y espero que todas esas veces una parte de ti te diga que yo estoy ahí y tu decidas si acudir a mi o no.

Y te quiero, te lo había dicho?

Por todos los “noes” que me dices, por todas las veces que tal vez me dirás “te odio”, por todas las veces que tal vez me dirás “tu no me entiendes”, por todas esas veces que tal vez me dirás “no te quiero”, por todas las veces que dirás “déjame”, por todas las veces que tal vez me veras como un enemigo…

Por todas esas veces te sigo queriendo.

Te quiero, completamente. A todo lo que hace que seas tu. No te quiero a pesar de tus defectos, ni te quiero a pesar de tus sombras. Las quiero a ella también, son parte de ti. Y aceptar a la gente es esto, quererla como es, con sus cosas buenas y sus cosas malas, con sus días buenos y sus días malos. Con sus manías, con sus miedos, con sus arrebatos.

Te quiero.

Recorda-ho sempre, “nini” meva

marta
Foto de Bea Giga, síguela en su BLOG y su FACEBOOK

Si te ha gustado esta entrada:

  1.  ¡Suscribe-te a mi blog! (arriba a la derecha)
  2. Sigueme en FACEBOOK!
  3. Deja un comentario.
  4. Comparte con tus amigos, familia, tribu, pareja o con quien quieras!
  5. Gracias por leerme :-)

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s